#Misantropoceno 24 tesis

(De la plaquette #Misanthropocene de Joshua Clover y Juliana Spahr)

Primero. Váyanse todos a la chingada.

Segundo. Todos quisiéramos ser Safo sonrisa de miel pura cabello morado relajando todas las horas del día y la noche en la Suite Royal Penthouse aire acondicionado $83’000 dólares por noche con doce cuartos y doce baños marfil más una terraza alrededor con la vista de los Alpes alabando a Anaktoria. El misantropoceno ha probado ser una era en la que esto es posible para unos y no para otros.

Tercero. Se mantiene ocupado. Hace florecer los desiertos. Hace torres lujosas justo como hace arquitectos. Hace películas taquilleras y hace productores que las hacen. Hace universidades caminos poetas conceptuales hace pirámides de barriles de petróleo hace naves tamaño Malaccamax. Hace innumerables pequeñas representaciones plásticas de los animales de la selva africana o animales sencillos y los peces los comen y vomitan o no y se quedan en sus estómagos y mueren.

Cuarto. Lo sabes: eso. El eso que no parece ser sino la hechura del mundo. Como en está lloviendo. It’s Raining Men es un momento de felicidad dentro del misantropoceno.

Quinto. Luego entonces esta es la otra lluvia inclinándose para empapar bastos acres de eurodólares y llamamos a esto melancolía occidental. La melancolía occidental está relacionada con pero no es lo mismo que el misantropoceno.

Sexto. Cuando hablamos del tiempo hablamos de procesos. Las cosas yendo mal. Hablamos de entropía y la generación de partículas. Una fría fuente de cesio en lo profundo del subsuelo.

Séptimo. La simple escala del misantropoceno. Nuestras mentes se sienten pequeñas e inertes. Alguna vez cada fragmento parecía soportar por dentro el todo. Ahora el todo siendo demasiado grande como para ser visto por la mente se muestra frente a nosotros siempre como un fragmento.

Octavo. Fragmentos. La nueva ira sáfica. A la chingada con los condominios Water Garden condominios Camel Garden Royal Garden Sea Garden Garden City Beach y todos los que viven en condominios que se llamen Garden blah. Algún día los jardines vendrán por ustedes. Si no, lo haremos por ellos.

Noveno. A la chingada con la Revolución Francesa el concepto del quintil Burning Man “Inglaterra es una nación de tenderos” L mayúscula Literatura y los ciudadanos de Passy. A la chingada con las comidas integrales sustentabilidad la locura por Piketty de la Harvard University Press en 2014 indie rock y el Club de la pelea. A la chingada la policía comunitaria. A la chingada con el postestructuralismo la declaración universal de los derechos humanos el banjo rock. A la chingada con las críticas al banjo rock. A la chingada con los meta comentarios auto reflexivos sobre las críticas al banjo rock. A la chingada los cupcakes y/o Park Slope a la chingada el martini a la chingada con tu mesa para café Noguchi a la chingada la crisis en las humanidades la literatura de vaso de café Chipotle de Jonathan Safran Foer tener una casa HBO y a la chingada con las explicaciones pedantes de que “la burguesía” no aplica realmente a cualquier parte de la estructura de clase de los Estados Unidos.

Décimo. A la chingada con la propulsión de arena del fondo del piso oceánico en un arco alto para construir islas artificiales. A la chingada que a esto le digan Rainbowing. A la chingada cualquier tipo de dragado. A la chingada con como los  caballos de carreras no cogen ellos pues el semental es entrenado para montar una yegua falsa hecha de madera contrachapada y cogerse una vagina plástica entibiada. A la chingada con el príncipe de cualquier país por siempre jamás a la chingada con Palm Jumeirah y Palm Jebel Ali y la atrazina. A la chingada con cualquiera que haya comprado una bolsa de veneno de hormigas porque las hormigas tienen un estómago social y tú eres un egoísta jueputa si no les puedes dejar tener las muy pequeñas porciones de comida que quieren compartir igualitariamente entre ellas. Y a la chingada con esta lista y su mezcla de destrucción ambiental y su petulancia con la cultura popular y a la chingada con cada uno de los que se hayan reído de esa broma del banjo rock y mándennos a la chingada por haberla escrito. Y a la chingada no sólo con el Google-bus sino también con el Google doc sobre el que se montó este poema y a la chingada por sentarnos aquí a leerte una broma del banjo rock mientras que el Zapus hudsonius se extinguió en Nuevo México. A la chingada con que esto ocurrió hace dos días y veinticuatro horas. A la chingada con que sigue la rana amarilla de Sierra Nevada porque siempre nos han gustado las ranas su piel vulnerable nuestra piel vulnerable.

Onceavo. Y a la chingada con ese mecanismo de alienarte centrándote en tu propia mierda para demostrar que no eres un santurrón. A la chingada por ser sólo una versión de las políticas liberales tipo “por favor no me pegues”. Y en serio, ¿cómo este poema vino a girar en torno al banjo rock?.

Doceavo. El tempo del misantropoceno ha sido marcado precisamente por el decaimiento del movimiento obrero. Las cero horas vinieron y se fueron. Más melancolía occidental.

A la chingada con Robert Berger Mounir Haidar y Scott Hutchinson. No son sino actores secundarios en este misantropoceno pero a la chingada con ellos y cualquiera que haya sido amable con ellos alguna vez. Ese fue el treceavo para aquellos que lleven la cuenta. Y esa lista es sólo el comienzo. Termina con los nombres de todos en esta lectura Ben Furstenberg Natalie Cornflakes Andrew Kenower Juliana Spahr Brian Glasscock feliz cumpleaños pero vete a la chingada Wendy Trevino a la chingada Joshua Clover Jeune Fille y Ali Bektas porque esos hijos de puta del inicio de esta sección siguen vivos porque no los hemos matado aún.

Catorceavo. Volviendo a ese banjo. Si alguna vez has imitado ese riff de “Dueling Banjos” a la chingada tú y tu homofobia.

Quinceavo. Incapaces de cargar con sus deudas los graduados y los desertores se alejan de la economía formal en favelas de estudiantes hombro a hombro con las nuevas agrupaciones de la diáspora del salario y actuamos como si esta informalización no tuviera nada que ver con el misantropoceno pero en realidad es justo lo que es.

Deciseisavo. Y nuestra nostalgia por aquellos días en que los estudiantes eran estudiantes y los trabajadores eran trabajadores es la lluvia formal en este poema. A la chingada con su melancolía occidental.

Diecisieteavo. Eso es lo que ella no dijo.

Deciochoavo. Ubicas ese momento en que te das cuenta de que no hay nada que hacer y simplemente sales a caminar porque necesitas alejarte de la familia tal vez quizá de la casa que posees a medias porque el banco o quizá sólo del constante maullido del gato y aún así lo que sea que es esa deuda familiar o maneras del gato viene contigo así que empiezas a caminar por la calle para ver si puedes alejarte y no puedes pues lo que sea que es te sigue como si te conociera del modo en que tu universidad te conoce siempre sabe tu dirección para enviarte solicitudes de dinero aun si apenas te mudaste la semana pasada y está oscuro afuera y hay una pequeña luna no tanta luz incluso la luz de la calle no funciona y la calle está más oscura de lo normal y te sientas en la jardinera de cemento que rodea la casa del vecino y te das cuenta de que no hay nada que puedas hacer para librarte de esto de lo que necesitas alejarte así que sólo te sientas viendo al espacio enfriándote pensando sobre las fuertes piernas cortas y orejas pequeñas y ojos del tuzo cómo sus labios se cierran detrás de sus incisivos frontales y cómo usan sus incisivos frontales para cavar mientras cava su piel suave y suelta le permite moverse hacia atrás a través de sus túneles tan fácil como se mueve hacia adelante cómo tienen dos bolsitas mejillas delineadas por piel oh tan suave que van de la porción baja de su cara a los hombros y que usan para transportar comida y pueden voltearse completamente de dentro hacia afuera  y cómo el sitio de la Universidad Davis de California indica que los tuzos no son animales cinegéticos es decir de caza lo que quiere decir que cualquiera puede controlarlos en cualquier momento y en cualquier modo legal así que recomiendan trampas con cebos tóxicos fumigación exclusión perros chicles laxantes serpientes vibrantes y dispositivos explosivos con gas y piensas sobre esas cosas con desesperación e ira sáfica porque no puedes soportar pensar sobre lo que sea que es eso que es sólo realizable mientras la familia la deuda el gato y pensar sobre las casi extintas mejillas delineadas con suave piel por lo menos te deja sentir. A la chingada sobre todo con ese momento.

A la chingada sobre todo con ese momento cuando tienes que escribir un ensayo sobre el avant-garde y comienzas lleno de resentimiento por este ensayo lleno de resentimiento por la gente que te pidió que lo escribieras lleno de resentimiento hacia ti mismo lleno de resentimiento por la idea del avant-garde pero comienzas a escribir porque sólo existes en la frase comienzas a escribir y luego a la mitad comienzas a sentir que quizá te importa el avant-garde y quisieras ser parte del avant-garde y quisieras llegar a una fiesta vistiendo una oruga de bigote y tener partes de tu vida transpirando en una galería sutilmente iluminada en no sé Zurich o algo sólo un cuarto lleno con un dulce sentimiento llamado melancolía occidental y sientes esto aunque estás completamente consciente de que lo que escribes es del género estudios en blancura comparada y el avant-garde es la cota mínima idea terrible cota máxima totalmente innecesaria y aunque estás consciente de estas cosas realmente te mueves en el ensayo escuchas a Pharrell y Shakira e Iggy Azalea quienes no son avant-garde pero te mueves haces párrafos cortos sobre el avant-garde y los párrafos cortos te hacen sentir vacío y limpio como si no hubieras comido en un día o dos los párrafos cortos te hacen sentir vacío y limpio no como si estuvieras en una galería en Zurich sutilmente iluminada y casi nada en las paredes no tal cual pero estás lleno con el mismo tipo de sensación con la melancolía del texto y el problema es este diecinueveavo el problema es este tienes amigos que te gustan y amigos que no y puedes imaginar a los amigos que no te gustan moviéndose por la galería posiblemente intercambiando ese tipo especial de mirada con ceja alzada que lleva tu arroba de twitter directamente a la mente de otros pero no puedes imaginar a los amigos que te gustan en la galería juntos y luego recuerdas que no puedes imaginar a los amigos que te gustan en un mismo cuarto en general y que el último año o dos han estado caracterizados por la imposibilidad de tener gente junta en el mismo cuarto independientemente de si te caen bien o no y tal es el caso que tú estás contento cuando uno de tus enemigos se va porque a la chingada pero también estás contento cuando uno de tus amigos se va porque aunque tú estás en Oakland al parecer centro del universo eso parece salir y esta es la verdad de las cosas no el avant-garde no la galería no la oruga ese no es tu bigote ni siquiera la oruga de la mariposa azul de Miami que es la siguiente oruga en extinguirse ohhhhh Miami pero las brechas que constituyen ahora aproximadamente el setenta por ciento de toda la vida social y sientes las brechas como ciertas porque el odio es real el odio es una fuerza objetiva como la deuda es una fuerza objetiva y el salario y el calor y el fin del mundo son fuerzas objetivas y las brechas son objetivas en este sentido y llamas a esta objetividad el misantropoceno.

Veinteavo. Así es como el misantropoceno termina. Vamos a la guerra en contra de él. Mis amigos van a la guerra en contra de él. Corren aullando con alegría y terror en su contra. Voy con ellos.

Veintiuno. Así es como se incendia un pozo petrolero. Frote e inclínese hacia él. Estire sus piernas frontales y lance su cuello en un giro hacia él. El poder de un golpe depende del peso de su cráneo y del arco del giro. Chispas después.

Veintidos. Así es como se toma la red eléctrica. Perfore la protección de los switchs y el equipo de control y los transformadores con genitales hipodérmicos y véngase dentro de las pastillas para hacer corto o sobrecargar las corrientes. Estaciones de distribución más pequeñas podrían utilizar un recloser o fusibles como protección de los circuitos de distribución. Estos también pueden ser perforados con la introducción de un órgano intromitente especializado a través de una ranura externa sobreponiendo la membrana pleural en la pared fusible.

Veintitrés. Así es como se vuelcan los contenedores. Nade tras ellos sujete después con los dientes y continúe nadando mientras inserta sus pterigopodios en la cloaca y bombee.

Veinticuatroavo. Así es como se mata un policía así es como se abole la cultura así es se tira un Boeing AH-64D Apache Longbow así es como se saquea una tienda de abarrotes así es como se levita el pentágono. Safo Safo Safo no cantando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s