Musee des Beaux Arts

icaro

(de Wystan Hugh Auden, ecfrasis a partir de Paisaje con la caída de Ícaro de Pieter Brueghel el Viejo)

Nunca se equivocaron respecto al sufrimiento,
los viejos maestros: que bien comprendían
su humana posición: cómo sucede
mientras alguien más está comiendo o abriendo una ventana o simplemente caminando aburrido
cómo, mientras los ancianos esperan con pasión y reverencia
a que ocurra el nacimiento milagroso, siempre deben haber
niños que no desean especialmente que suceda, patinando
en un estanque a las orillas del bosque:
nunca olvidaron
que incluso el terrible martirio debe seguir su curso
de algún modo en una esquina, en algún lugar desordenado
donde los perros siguen con su perra vida y el caballo del torturador
se rasca en un árbol su inocente trasero.

En el Ícaro de Brueghel, por ejemplo: cómo todo se aparta
lentamente del desastre; el arador puede
haber oído el clavado, el llanto abandonado,
pero para él no era una falla importante; el sol brillaba
como tenía que brillar en las piernas blancas que desaparecían en el agua verde,
y la costosa y delicada nave que debió haber visto
algo sorprendente, un chico cayendo de los cielos,
debía llegar a algún lado y siguió navegando serenamente.


About suffering they were never wrong,
The old Masters: how well they understood
Its human position: how it takes place
While someone else is eating or opening a window or just walking dully along;
How, when the aged are reverently, passionately waiting
For the miraculous birth, there always must be
Children who did not specially want it to happen, skating
On a pond at the edge of the wood:
They never forgot
That even the dreadful martyrdom must run its course
Anyhow in a corner, some untidy spot
Where the dogs go on with their doggy life and the torturer’s horse
Scratches its innocent behind on a tree.

In Breughel’s Icarus, for instance: how everything turns away
Quite leisurely from the disaster; the ploughman may
Have heard the splash, the forsaken cry,
But for him it was not an important failure; the sun shone
As it had to on the white legs disappearing into the green
Water, and the expensive delicate ship that must have seen
Something amazing, a boy falling out of the sky,
Had somewhere to get to and sailed calmly on.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s